04 abril 2006

El problema de M

(Pintura de Edvard Munch)

M tenía un verdadero problema. Sólo se enamoraba de hombres casados.

El hecho de que todos fueran hombres casados o con pareja formal no era el problema, eso implicaba tener que enfrentarse a algunas dificultades logísticas para conseguir cerrar los encuentros y tener que asumir esa sensación de vivir en permanente clandestinidad que conllevan las relaciones prohibidas, pero no era el problema.


El problema tampoco era despertar cada mañana en una cama aún caliente pero vacía -ya se había acostumbrado al abandono prematuro, nocturno y culpable de sus compañeros- ni desconocer el placer de compartir el desayuno después de una noche de abrazos y jadeos.


El problema tampoco era esa frustrante sensación de soledad que la acompañaba casi siempre, ni siquiera sus constantes y reiterativas dudas acerca de la bondad de sus relaciones.


El problema era que sólo se enamoraba de hombres casados y que su íntimo y tenaz deseo era que cada uno de esos hombres dejara a su pareja para iniciar otra vida con ella pero, claro, cuando alguno lo hacía dejaba de ser un hombre casado y entonces M se desenamoraba y buscaba otro hombre casado, y volvía a empezar.

Ese si era el verdadero problema de M.

22 Comments:

Blogger lallamada said...

conozco a más de una M

04 abril, 2006 08:18  
Anonymous inma said...

El problema de M, si lo extrapolamos a cualquier búsqueda es el problema de cualquiera, de todos. Se aplica aquello de: "la felicidad ( el ratito de felicidad diría yo) no está en la meta sino en el camino..."

¡Ea!

04 abril, 2006 10:40  
Blogger A pesar de mí said...

Es cierto, Inma, es una perspectiva correcta. Pero a M. el camino tampoco le deparaba demasiada felicidad porque sí buscaba la meta, pero una vez que la alcanzaba se daba cuenta de que no era la meta soñada. Para M. si importaba la meta. Por eso era un problema.

Un beso, Inma. Me alegra tu regreso.

Lallamada, y ¿están más por el camino o por la meta?.

04 abril, 2006 10:54  
Anonymous tere said...

Yo soy M, tú eres M, él y ella son M..es cierto, todos hemos sido M alguna vez en nuestra vida...enhorabuena por el blog...

04 abril, 2006 11:13  
Blogger sonrisa said...

Pobre M.

04 abril, 2006 12:46  
Blogger MalditosTacones said...

Gran problema el de M.

Un beso compañero, acertado post el tuyo.

04 abril, 2006 12:56  
Blogger maria josé said...

El irresistible encanto de lo inalcanzable...
Un saludo.

04 abril, 2006 13:08  
Blogger Cobre said...

Aunq le importara la meta y una vez conseguida tuviese q volver al principio, a la busqueda eterna, seguro q en el camino fue feliz y disfrutó.

Ser M. debe ser duro...

Bonito post.

04 abril, 2006 13:58  
Blogger thalatta said...

Yo también soy M.
El problema no es el hombre casado sino que a veces nos gusta todo eso que da el tener una persona a la mañana siguiente, esa compañía perpetua... el "problema" es que también nos gusta esa soledad, esa libertad de estar en tu casa y con tus cosas.
Y es que hay personas que no estamos hechas para tener pareja o más bien no queremos el "compromiso" y no pasa nada, una vez que asumes lo que eres, te liberas.
Las relaciones no son cosa de una parte sino de dos (o de tres, o de cuatro...).
Suerte para las/los M.

04 abril, 2006 14:41  
Blogger pilar said...

Opino igual que Thalata.
Yo me suelo enamorar de hombres que huyen del compromiso.Hasta que me di cuenta de eso me costó entender mis relaciones.Pero el hecho de entender lo que nos pasa no soluciona el problema. Lo único que nos ayuda es a convivir con él.

04 abril, 2006 15:54  
Blogger A pesar de mí said...

Tere, bienvenida y gracias por el alago :) De acuerdo contigo, todos tenemos, por lo menos, una parte de M. Si eres M. conscientemente, aún asumiendo los riesgos, es una solución como otra cualquiera de buena.

Sonrisa y Tacones, yo también creo que M no está agusto, que lo que hace es al margen de su voluntad o deseo, como si no pudiera actuar de otra forma.

María José, eso nos atrae a tod@s ¿verdad?.

Cobre, claro, si el camino te compensa, la solución es buena. Pero si el camino solo es el medio y el fin no te compensa ¿?.

Thalatta, de acuerdo, hay personas que no son de tener pareja "con compromiso" y otras si lo somos (pero reivindico mi espacio privado y mi soledad). Yo creo que M. buscaba algo que ya no existía, buscaba recuperar una vivencia anterior.

Pilar, Creo que M. no buscaba formalizar un compromiso ni estabilizar una relación. Buscaba, inconscientemente, algo que creía perdido.

Muy interesante. Un besos a todos y a todas.

04 abril, 2006 17:30  
Blogger Cobre said...

No sé si a largo plazo compensará, creo q no, pero si M es así...., no estoy segura q determinadas cosas se puedan cambiar

04 abril, 2006 19:01  
Blogger A pesar de mí said...

Cobre, en este caso creo que M. tiene ya poco margen de maniobra, M. hoy es así y así es su vida. Aunque nada permanece.

04 abril, 2006 19:14  
Blogger Cobre said...

Muchas veces los márgenes, los límites, nos los marcamos nosotros mismos. Muchas veces, no todas claro, pero si M no está agusto ni le compensa... .

Como dices tu, nada permanece

04 abril, 2006 20:41  
Anonymous Anónimo said...

Poobre M !
(como dijeron opr ahi..)
Y opino que M se extravio en su busqueda..y los breves instantes que obtiene asi..le reviven pasados..al final de cuentas..solo ese vacio le queda.. y no creo que logre llenarlo asi nunca.

Buen post! me gusto!
=)
sa-lu-di-tosssss!

Gracias por tu visita amigo!

05 abril, 2006 07:45  
Blogger LOLITA LOP said...

Yo fuì un poco M. pero luché por ese hombre y ahora es sólo mío... y no me he desenamorado .

A veces me acecha la duda de si conmigo lo hizo, ¿será capaz de volverlo a hacer?...

un beso

05 abril, 2006 08:40  
Blogger C@rpe Diem said...

Muy curioso... me ha encantado;))
y tu blog en general también!
te mando saluditoss

05 abril, 2006 09:04  
Blogger A pesar de mí said...

Almaenamorada, creo que por ahí van los tiros :)
Un beso.

Lolita, luchar por alguien y conseguirlo es doble placer, el de tener una ilusión y el de hacerla realidad. No te plantees esas dudas ¿está contigo, no?. Un beso.

05 abril, 2006 09:05  
Blogger Dr. Strangelove said...

Realmente M. no ha encontrado al hombre de su vida (casado o no) y cuando lo encuentre notará todo diferente y lo que ha vivido hasta el momento no era sino etapas de su vida hasta llegar a donde todos ansiamos. La búsqueda de ese momento es tan simple y tan complejo como vivir.

Un saludo a mi incondicional amigo.

P.D.: QUÉ EXITO DE POST!

05 abril, 2006 12:15  
Blogger thalatta said...

¿Esta ella segura de qué meta quiere en realidad? No se... creo que lo mejor es disfrutar lo que se tiene y no machacarse la cabeza, si vives ansiando algo que has tenido y ahora no lo encuentras no vives el presente, tampoco sirve pensar en si lograrás algún día lo que quieres. Son comeduras de coco que no nos llevan a ningún sitio.
La vida que la hacemos como queremos...

05 abril, 2006 13:57  
Blogger Jose M. Sánchez "Daze" said...

Pues sí....yo también conozco a más de una M. Saludos

05 abril, 2006 16:14  
Blogger A pesar de mí said...

Ha sido un interesante debate. Muchas gracias a tod@s.

06 abril, 2006 07:28  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Estadisticas de visitas

ecoestadistica.com